El encanto de andar sin celular

Nunca he sido bueno para andar cargando celular, por alguna razón este suele desprenderse de mí queriendo buscar una emancipación de mi dominio.

Y no suelo tratar con delicadeza a los celulares que han pasado por mis manos, entre mis empeños malabaristas frustados y las carreras para llegar a algun lugar el celular salía disparado del bolsillo para inexorablemente caer en el piso, rompiéndose la carcaza, una tecla, cayendose el botón de navegación, desprendiéndose la tapa, etcétera.

Es por ello que en este momento y desde hace casi tres meses ando a raíz, digitalmente hablando, relojes nunca he usado, mi etapa de pulseras quedo en la ultima borrachera que me puse hace años con la red que recubría la botella del Terry, mi reproductor de música solía ser mi fiel celular benq siemens antes de que, por supuesto, se estropeara el plug de los audifonos. En una etapa consumista quise tener algún producto de la manzanita.

Pero nada, ahora solo en mis bolsillos llevo mis llaves, de vez en cuando mi cartera pues no me late que me apriete la parte del muslo en mis pantalones, las muñecas en mis manos van desnudas y ningun colguije pende de mi cuello. Y se siente bien, se siente super nada más andar cargando una libreta o libro en la calle, aunque a veces tenga que usar la táctica trailero y colocarlo atras en el pantalón cuando tenga que usar los dos brazos.

Andar desconectado tiene muchas desventajas, laborales y familiares, pero en compensación tienes un enorme tiempo para acabar de caerte bien contigo mismo, descubres el placer morboso de viborear y ver como te veías cuando caminabas cual zombie led mirando unicamente la pantalla de tu cel, y sentirse completo al salir de casa sin angustiarse por olvidar el móvil es bastante reconfortante, porque al quitarte ese apendice telefónico vuelves un poco mas en tí.

Sin duda volvere a tener uno, pero no me apuro, de momento con el mundo disminuido en velocidad en torno mío me siento bien, en música ambiental durante el viaje en colectivo me conformo con el empático amigo o amiga que pone su sonido dolby surround chafa en el asiento de adelante. Creo que muchas veces un “Back To Basics” no cae nada mal así que mientras pueda y no me acarree conflicto continuare disfrutando el mío.

Anuncios

6 comentarios sobre “El encanto de andar sin celular

Agrega el tuyo

  1. Es verdad, ahora en un mundo tan materialista, dejamos la libertad y nos hacemos esclavos de lo “in”. Felicidades por recobrar tu libertad, algun día estare listo para recobrar la mía y poder ir libre por la vida…… pero, por el momento, aun no estoy preparado…….

  2. Debo confesar que, en ocasiones me he sorprendido siendo parte de esa generación de zombies Leds dependientes del celular, y cuando caigo en cuenta de tal hecho según yo “reacciono”. Me gusta disfrutar del placer de ver el rededor, ver el pajarito naranja que todos los días llega sin falta a mi ventana, las iguanas que viven en el arbol de mango en el patio de mi casa (aunque me ensucian el patio y me molesta). La Tecnología debe depender de nosotros y no nosotros de ella 🙂

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: