Fin de temporada

Con la nueva revolución que implicó el ascenso de las series en el hogar, con la capacidad de poder verlas desde la comodidad del sillón y aventarse maratones épicos en una sentada para avanzar episodio por episodio, así hoy siento que si alguien me viera a través de su televisor o pantalla portátil, en una versión de mi mismo tipo Show de Truman estarían asistiendo al final de una temporada. Una quizá un tanto lenta en comparación con las anteriores pero no menos cargada de emociones.

Habrían, sí, quizá llorado lágrimas junto con el protagonista y preguntarse ¿qué seguirá después? ¿qué hará ahora para llevar su vida? ¿Continuará detrás de su vano propósito o será agobiado por el peso de la realidad?

Y es una interrogante que en este momento comparto con ustedes, esperaremos quizá a lo que se les ocurra a los escritores o a una vuelta de tuerca a las cuales la vida nos tiene acostumbrados pero nunca preparados, en fin, a lo que surja durante el camino.

Pero luego recuerdo el poema que Mandela se solía decir a si mismo durante su estancia en prisión, “soy el capitán de mi barca, soy el amo de mi destino”, y me las repito para intentar hallar consuelo en este brusco vaivén dónde he tenido que salir de la isla que amé tanto; negándome en la fuga que las circunstancias ya no eran las propicias para seguirla habitando por mucho que me encantara estar ahí.

Todo es una evasión finalmente.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: